Cómo enfrentarse al estrés laboral

El estrés es un concepto del que se empieza a tener constancia a primero de los años 30. De la mano de un estudiante checo de medicina, Hans Selye, que se dio cuenta que todos con los que estudiaba presentaban algunos síntomas comunes como cansacio, perdida de apetitod, bajada de peso… esta circunstancia le llamó mucho la atención y empezó a englobarlos dentro de una enfermedad.

El paso de los años ha desarrollado este concepto. Uno de los enclaves donde más fácilmente vemos el estrés es en el trabajo. El mismo, trabajo representa una amenaza para la salud de los trabajadores y, como consecuencia, a la salud de las organizaciones.
El estrés de trabajo se puede definir como las nocivas reacciones físicas y emocionales que ocurren cuando las exigencias del trabajo no igualan las capacidades, los recursos, o las necesidades del trabajador. El estrés de trabajo puede llevar a la mala salud y hasta la herida.

Enfrentarse al estrés laboral

El estrés,  al igual que todas las enfermedades que parten den la psique, no puede valorarse de forma global, sino caso por caso. Las diferentes características personales  y el estilo de sobrellevar el estrés son más importantes para pronosticar si ciertas condiciones de trabajo resultarán en el estrés. Esto viene a decir que lo que puede ser estresante para una persona no lo tiene que ser para otra. Esta idea ahunda en que dentro del trabajo es importante llevar a cabo estrategias de prevención para ayudarles a los propios trabajadores a no sufrir con el mismo, y poder sobrellevar las exigencias del día a día

El estrés no siempre es malo. Un poco de estrés puede ayudarle a mantenerse concentrado, enérgico y capaz de enfrentar nuevos desafíos en el lugar de trabajo. Es lo que te mantiene alerta durante una presentación o alerta para evitar accidentes o errores costosos. Pero en el mundo agitado de hoy, el lugar de trabajo parece demasiado a menudo como una montaña rusa emocional.

Las largas horas de trabajo, los plazos de entrega ajustados y las exigencias cada vez mayores pueden hacer que se sienta preocupado, agotado y abrumado. Y cuando el estrés excede su capacidad para sobrellevar la situación, deja de ser útil y comienza a causar daño a su mente y cuerpo, así como a su satisfacción en el trabajo.

Si el estrés en el trabajo está interfiriendo con su desempeño laboral, salud o vida personal, es hora de tomar medidas. No importa lo que haga para ganarse la vida, o lo estresante que sea su trabajo, hay muchas cosas que puede hacer para reducir sus niveles generales de estrés y recuperar una sensación de control en el trabajo.

Las causas comunes de estrés en el lugar de trabajo incluyen:

  • Miedo de ser despedido
  • Más horas extras debido a los recortes de personal
  • Presión para cumplir con las crecientes expectativas pero sin aumentar la satisfacción en el trabajo
  • Presión para trabajar a niveles óptimos, ¡todo el tiempo!
  • Falta de control sobre cómo hacer su trabajo

Consejos para enfrentarse al estrés laboral

Diríjase a sus compañeros de trabajo en busca de apoyo. Tener un sistema de apoyo sólido en el trabajo puede ayudarle a protegerse de los efectos negativos del estrés laboral. Sólo recuerde escucharlos y ofrecerles apoyo cuando ellos también lo necesiten. Si no tienes un amigo cercano en el trabajo, puedes tomar medidas para ser más sociable con tus compañeros de trabajo. Cuando te tomas un descanso, por ejemplo, en lugar de dirigir tu atención a tu teléfono inteligente, intenta involucrar a tus colegas.

Apóyese en sus amigos y familiares. Además de aumentar el contacto social en el trabajo, tener una fuerte red de amigos y familiares que te apoyen es extremadamente importante para manejar el estrés en todas las áreas de tu vida. Por otro lado, cuanto más solitario y aislado esté, mayor será su vulnerabilidad al estrés.

Construir nuevas amistades satisfactorias. Si no sientes que tienes a nadie a quien recurrir -en el trabajo o en tu tiempo libre- nunca es demasiado tarde para hacer nuevas amistades. Conozca a nuevas personas con intereses comunes tomando una clase o uniéndose a un club, o ofreciendo su tiempo como voluntario. Además de expandir tu red social, ayudar a otros -especialmente a aquellos que están agradecidos- proporciona un inmenso placer y puede ayudar a reducir significativamente el estrés.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*