Enfermedad de Chagas: Causas y tratamiento

El mal de Chagas, es una enfermedad parasitaria potencialmente mortal que se limita principalmente a las Américas y en particular a América Latina. La creciente movilidad de la población en los últimos decenios ha dado lugar a la propagación de la enfermedad a otros continentes.

Se estima que en todo el mundo hay entre 6 y 7 millones de personas infectadas con el parásito que causa la enfermedad de Chagas. Las estrategias de prevención incluyen la lucha contra los vectores y el examen de la sangre (para prevenir la infección mediante transfusiones y trasplantes de órganos). A pesar de estos métodos de control, un gran reservorio del parásito en los animales salvajes hace imposible su erradicación.

Causas

La enfermedad es causada por un parásito protozoario. Los parásitos suelen transmitirse a través de las heces de las chinches triatómicas infectadas (o «chinches besuconas») debido a su tendencia a chupar sangre en las zonas expuestas de la piel, como las caras. El T.cruzi también puede ser transmitido por:

  • De madre a hijo (congénito)
  • productos sanguíneos contaminados (transfusiones)
  • órgano transplantado de un donante infectado
  • accidente de laboratorio, o
  • alimentos o bebidas contaminados.

Consecuencias

La enfermedad se produce en dos fases: una fase aguda y otra crónica. La fase aguda dura hasta unas semanas o meses después de la infección. Durante esta fase, la infección puede ser asintomática y leve con síntomas como fiebre, dolor de cabeza, aumento de tamaño de las glándulas linfáticas, palidez, dolor muscular, dificultad para respirar, hinchazón y dolor abdominal o de pecho o vómitos.

Un marcador característico del mal de Chagas es una lesión cutánea o una hinchazón morada del párpado en el lado de la cara cerca de la herida de la mordedura, pero esto aparece sólo en alrededor del 50% de las personas infectadas. Estos síntomas suelen resolverse espontáneamente. La infección persiste y pasa a la fase crónica

Durante la fase aguda un gran número de parásitos circulan por la sangre, mientras que durante la fase crónica el parásito se oculta en el corazón y el músculo digestivo. La muerte celular en estos tejidos diana provoca inflamación y lesiones celulares que causan trastornos cardíacos en alrededor del 30% de los pacientes y alteraciones digestivas, neurológicas o mixtas en alrededor del 10% de los pacientes. La infección puede conducir a una muerte súbita debido al daño progresivo del músculo cardíaco y su sistema nervioso.

Tratamiento

La enfermedad de Chagas puede tratarse eficazmente con benznidazol y nifurtimox cuando se administran poco después de la infección, pero la eficacia de ambos tratamientos disminuye rápidamente con el tiempo después de la infección.

Ambos medicamentos no son adecuados para las mujeres embarazadas o las personas con insuficiencia renal o hepática. El nifurtimox tampoco está indicado para personas con trastornos neurológicos o psiquiátricos.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*